Recetas,  Sopas y cremas

Crema de remolacha y arroz integral prebiótico

Esta receta es un clásico para mí; la llevo haciendo durante más de dos años y la verdad que no me canso. Surgió de una improvisación y la verdad que la combinación no pudo ser más buena.

La remolacha es una verdura que normalmente se compra ya cocida, en conserva, para usarla en ensalada. Sin embargo, la remolacha fresca es la mejor opción, ya que tiene un sabor muchísimo más especial y delicioso y, además, presenta un mayor contenido en fitoquímicos con acción antioxidante( en la remolacha destacan las betalínas), ya que la remolacha que compramos ya cocida se ha cocinado a altas temperaturas y, por tanto, la pérdida de antioxidantes es mayor. Yo, la verdad, noto muchísimo la diferencia entre la remolacha fresca y la que se encuentra ya cocida. La remolacha fresca la podemos cocinar de muchas maneras diferentes, tanto al vapor, como al horno o cocida a fuego medio junto con otras verduras, para así hacer una deliciosa crema como la que os propongo en esta ocasión.

En muchas ocasiones, cuando hacemos cremas de verduras caseras veganas y saludables, suelen salir menos espesas que las se les añaden nata u otro tipo de lácteos. Sin embargo, podemos espesar nuestra crema con ingredientes de origen vegetal muy saludables, como puede ser el boniato y la patata, los frutos secos ( los anacardos naturales dan un resultado excelente), las legumbres cocidas ( las lentejas rojas y las alubias blancas son las que mejor quedan para espesar las cremas) y también cereales y pseudocereales integrales cocidos en casa, como el arroz integral, los copos de avena y el trigo sarraceno. En esta ocasión, vamos a espesar nuestra crema de remolacha con arroz integral, que además lo vamos a cocinar de manera que tenga un efecto prebiótico.

¿ Y qué significa prebiótico?

Los alimentos prebióticos son aquellos que son ricos en fibras fermentables como el almidón resistente, los betaglucanos, la pectina, la inulina, los mucílagos y los fructanos. Estas fibras ejercen un efecto positivo sobre la microbiota intestinal, ya que sirven como alimento de nuestras bacterias beneficiosas intestinales.

El arroz integral es uno de los alimentos que más riqueza en almidón resistente presenta pero, si queremos que presente un contenido significativamente mayor en esta fibra, tendremos que cocinar el arroz de la siguiente forma:

· Tenemos el arroz integral remojado en agua toda la noche (este paso es opcional, pero lo recomiendo bastante, ya que la mayor parte de los antinutrientes que contiene el arroz integral pasan al agua y, de esa forma, será más fácil de digerir y lo absorberemos mejor).

· Ya por la mañana, cuando lo vayamos a cocinar, lo que haremos será colar el arroz, desechar el agua de remojo y lavarlo muy bien. Una vez tenemos el arroz bien lavado y escurrido, procederemos a cocerlo.

· Para cocer el arroz, utilizaremos 2 +1/2 medidas de agua por 1 medida arroz. Añadimos el agua a una cacerola y cuando alcance el punto de ebullición, añadiremos el arroz integral, tapamos, bajamos a fuego medio y lo cocinaremos durante 30-40 minutos.

· Una vez tengamos el arroz cocido, retiraremos del fuego y esperamos a que se atempere. Una vez atemperado, guardaremos nuestro arroz en un recipiente( preferiblemente de cristal) y lo meteremos en nuestro frigorífico, durante al menos 24 horas. El arroz integral cocido, al enfriarse, convierte su almidón en resistente, ejerciendo así una gran acción prebiótica. Además, el arroz integral cocido y enfriado, presenta un índice glucémico más bajo, resulta más saciante y, además, también parece que contiene menos calorías. Pero bueno, yo lo que destacaría más sobre el arroz consumido de esta forma es que ejerce una acción prebiótica, muy beneficiosa para nuestra microbiota intestinal.

· Además, cuando vayas a consumir el arroz, si no te apetece tomarlo frío, puedes volver a calentarlo, siempre y cuando no sea una temperatura de más de 120º, para que el almidón resistente no se destruya.

¿Cómo vamos a hacer esta deliciosa crema?

Pues básicamente trituraremos todas las verduras de la crema con nuestro arroz integral prebiótico, de forma que quedará cremosa, con una muy buena textura. Esta receta la creado para el blog de Conasi y para verla teneis que hacer click en este enlace. Espero que os guste la receta y que os animeis a hacerla, que de verdad que está riquísima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies